Ing. Eduardo Pardo,
Presidente de AGC-PR 2022

Si Puerto Rico quiere promover el desarrollo económico, y convertirse en un destino atractivo para atraer inversionistas, empresarios, industria y nuevos residentes, tiene que reconstruir y transformar su infraestructura, para ser un destino de calibre mundial y garantizar servicios esenciales. Hace unos años invertir en infraestructura no era posible. Las limitaciones eran enormes debido a la falta de acceso a los mercados de capital y los problemas fiscales que enfrentaban el gobierno y las corporaciones públicas. Actualmente, ese no es el caso.

 

Hoy, hay dinero disponible para llevar a cabo la obra necesaria en la Isla para la recuperación y reconstrucción de nuestra infraestructura tras los desastres de Irma, María, y los terremotos, más los que vienen ahora a raíz de la Ley de Infraestructura federal que el presidente Biden firmó a finales de 2021. Hemos escuchado con detenimiento y renovada esperanza la afirmación del gobierno de que este será el cuatrienio de la obra. Las empresas que componemos la Industria de la Construcción apoyamos ese enfoque. Los socios de AGC-PR estamos al servicio de Puerto Rico, y reiteramos que estamos listos y deseosos de comenzar a trabajar y llevar a cabo la obra que sentará las bases para una nueva era de desarrollo económico y progreso en Puerto Rico.

 

La meta principal de esta Junta de Directores de AGC-PR es procurar el uso oportuno, correcto y eficiente de los fondos federales asignados a P.R., y así maximizar el impacto de esta inversión en la economía local manteniendo un balance sano con la construcción en el sector privado. La inversión privada es la que mantendrá la economía de P.R. cuando se agoten los fondos federales y evitará que regresemos al mismo estado del 2017.  AGC-PR es firme en su compromiso para velar y asegurar el buen uso de los fondos para que rindan los frutos esperados.

PUNTOS CLAVES DEL PLAN DE TRABAJO DE AGCPR

Hace unos días el gobierno anunció que este año aspira a comenzar más de 2,000 proyectos de construcción, lo que representaría una inversión de más de $3,700 millones. Anteriormente, hemos sido informados en varias de nuestras actividades sobre los miles de millones en fondos federales disponibles. En este slide pueden ver el desglose de los $54,937 millones en fondos disponibles expresamente para reconstrucción, modernización de infraestructura y transformación de la Red Eléctrica,  según desprende de la información disponible en las páginas web de las agencias. Completar esta inversión tomará entre 10 y 15 años.

Les adelanto que las empresas locales de construcción contamos con la capacidad de fianza, la experiencia, y los recursos para llevar a cabo la obra que se está contemplando. Lo hemos hecho antes y, que no quepa la menor duda que, lo vamos a volver a hacer ahora. Para eso, necesitamos que el gobierno apoye y promueva la contratación local y un clima de hacer negocios donde imperen los procesos ágiles, transparentes, y uniformes.

 

Nuestro Plan de Trabajo para el 2022, se enfoca en los siguientes asuntos puntuales:

Información precisa y actualizada sobre la inversión y planes de trabajo

AGC-PR estará procurando que el gobierno provea periódicamente información más detallada sobre sus planes de trabajo y cómo van progresando, los proyectos específicos en agenda, y el itinerario de las subastas.  No más datos y anuncios generales sobre las asignaciones millonarias que vienen a Puerto Rico, ya esa información ha sido compartida. Necesitamos y requerimos información concreta sobre los planes para transformar nuestro sistema eléctrico en uno soterrado, resiliente, y confiable; sobre los proyectos de obras capitales para construir nuevas instalaciones de agua potable a través de todo Puerto Rico y resolver los problemas que por años han limitado la capacidad de la AAA; sobre el programa para atender el estado maltrecho de nuestras calles, carreteras y puentes y construir nuevas vías de rodaje que sean modernas y seguras.

 

La colaboración y transparencia garantizarán los mejores resultados para Puerto Rico.  Es por esto que, le recomendamos al Gobernador que active el Consejo Asesor de la Construcción como un espacio adicional y adecuado para brindar un asesoramiento multisectorial , compartir información, y dilucidar alternativas ante los desafíos que surjan en la ejecución de los trabajos de Reconstrucción. En este sentido les informo que, hemos acordado con el Ing. Laboy sostener reuniones de estatus trimestrales, como mínimo, para intercambiar información sobre el estado de los proyectos, identificar desafíos, y buscar soluciones basadas en la experiencia de la industria.

 

Asimismo, coordinaremos con la ASG para identificar áreas en las cuales podamos aportar conocimiento técnico en comités de trabajar para apoyar la labor de la Junta de Subastas, tal y como lo permite la reglamentación vigentes, respetando las fases de confidencialidad que aplican, y la adjudicación imparcial y objetiva. Identificaremos soluciones tecnológicas que para viabilizar la divulgación de las subastas para ampliar el acceso público y la base de participación del sector de la construcción. Les mantendremos informados sobre el progreso de ambas iniciativas como parte de los beneficios que reciben nuestros socios.

Asegurar el balance entre la inversión pública y la privada

Como todos saben la inversión en construcción proviene de dos sectores:

  • El público: enmarcada en la inversión de fondos del gobierno local y federal;
  • Y, el privado: es decir, fondos de la industria privada para construir las estructuras que las empresas necesitan para llevar a cabo sus negocios. En este renglón hay plantas de manufactura, vivienda, hoteles, tiendas, oficinas, y muchas otras cosas más.

 

No cabe la menor duda que, la inversión masiva en obras capitales en el sector público tiene el potencial de generar una bonanza de una magnitud que Puerto Rico no ve hace muchos años. Sin embargo, esa inversión no puede verse como algo aparte del sector privado. El AGC-PR entiende que hay que procurar un balance saludable entre la inversión en construcción en ambos sectores. No se puede adoptar política pública y tomar decisiones pensando solamente en un gobierno pudiente gracias a la avalancha de fondos federales, aunque pongan en riesgo la viabilidad de construcción de proyectos privados, minen la capacidad competitiva de las empresas locales, y aumenten aún más los costos de construcción en Puerto Rico. Las decisiones tienen que estar basadas en datos y estudios actualizados que correspondan a Puerto Rico, y no a la realidad de otros mercados.

 

Hay varios factores ponen en riesgo la inversión privada en Puerto Rico, tales como: 1) el acuerdo laboral y salarios forzados por LUMA, 2) la falta de aprobación de un Reglamento Conjunto que nos obliga a usar uno interino, 3) la inflación de precios de materiales global, 4) el aumento de los Arbitrios Municipales, 5) y los impuestos al inventario.  Todos estos factores nos afectan, y minimizan el impacto que los fondos federales puede tener en Puerto Rico.

 

No podemos seguir ignorando esos factores que afectan los costos de hacer negocios en Puerto Rico y crean incertidumbre. Este es el momento oportuno para tomar acciones que fomenten un ambiente de hacer negocios donde haya certeza y claridad de las leyes y reglamentos. Para promover la inversión hay que buscar estabilidad y evitar cambios constantes. Hay que darle confianza a los que van a invertir en P.R., ya seamos locales o inversionistas extranjeros, que las reglas del juego no estarán cambiando constantemente.

Fuerza laboral

Todos estamos conscientes de que uno de los principales retos que enfrenta la industria a nivel mundial es la escasez de recursos humanos. En Puerto Rico, específicamente, este es un asunto que se tiene que atender desde diferentes ángulos. Primero, como industria, tenemos que procurar salarios y condiciones laborales para los trabajadores de la construcción que sean justas y sostenibles conforme a la realidad de este mercado.  Pero, como todos sabemos, eso no es suficiente. A pesar de que las escalas de compensación han aumentado durante los pasados 4 años, actualmente hay muchas más personas que continúan trabajando en la construcción informal que en la formal.

 

La pregunta entonces es, ¿cómo podemos fomentar que esos trabajadores se muevan del trabajo informal al formal?

 

Bien, para eso necesitamos que el gobierno continue adoptando medidas que incentiven el trabajo.  Un primer gran paso es el “Earned Income Tax Credit” que comienza este año y esperamos que rinda buenos frutos.  Exhortamos al gobierno que continue promoviendo. los más posible, este incentivo para que la información llegue a los trabajadores. Por otro lado, vamos a necesitar y estamos trabajando para buscar la manera de otorgarle permisos de trabajo a personas indocumentadas que residen en Puerto Rico.   Este es otro tema importante sobre el cual el Consejo Asesor de la Construcción trabajará y dará seguimiento. Asimismo, AGC-PR entiende que las oportunidades de empleo que existen en la construcción han creado un momento oportuno para reactivar los currículos vocacionales y la enseñanza de destrezas dentro del sistema de Educación Pública. Así podremos adiestrar a jóvenes para que sean parte de esta obra monumental. Estas iniciativas no solamente allegarían más recursos humanos para la industria, si no que ayudarían a reducir la economía informal o subterránea en la Isla.

Inflación de precios

La inflación de precios en la Industria de la Construcción en materiales y mano de obra es otro de los grandes problemas que estamos enfrentando a nivel mundial. En Estados Unidos los precios de los materiales de construcción aumentaron 22.1% entre Noviembre de 2020 y Noviembre de 2021. En Puerto Rico la situación es más grave debido a factores locales como arbitrios, costos de transporte, limitación de recursos, y altos costos operacionales. En este momento estamos a punto de que nos arrope otra ola inflacionaria. Esta vez, por las escalas salariales excesivas que establece el acuerdo laboral que LUMA firmó con una unión de los Estados Unidos, y el cual está imponiendo sobre las compañías que quieran trabajar en la transformación del sistema eléctrico de Puerto Rico. Este aumento – que casi triplica los salarios existentes en P.R. y surge de condiciones en economías completamente diferentes, como N.Y., Chicago, y California – no se debe permitir por su nefasta implicación en la economía local y en la capacidad del gobierno de llevar a cabo los proyectos planificados para los cuales se calcularon y se aprobaron los fondos federales. Para darles una idea, en un proyecto de construcción el costo de nómina representa alrededor del 30% del presupuesto total, si esa partida de repente la aumentamos en un 200% o 300% estaríamos comprometiendo más de la mitad de los fondos disponibles para los proyectos de reconstrucción eléctrica.

 

También, nos preocupa grandemente que esta sea una estrategia para traer trabajadores de afuera y desplazar a los puertorriqueños. AGC-PR ya le ha comunicado al gobernador Pierluisi sus preocupaciones sobre la imposición del contrato de LUMA y el impacto negativo que tendrán dichas escalas salariales en la economía local. Mientras que, AGC Nacional le suscribió una carta al Gobernador indicando las implicaciones negativas de la imposición de los acuerdos laborales en los proyectos de construcción. LUMA ya le ha cancelado los contratos a las empresas locales que se han negado a firmar el acuerdo, lo que deja el campo abierto para que empresas y trabajadores de afuera sean las que se beneficien de los fondos federales asignados a Puerto Rico. Confiamos en el apoyo de la administración del gobernador Pierluisi, quien por décadas ha sido parte de la industria de la construcción, para asegurar condiciones uniformes, justas y sostenibles.

Capacidad de los gobiernos municipales para gestionar los fondos y contratar las obras

El modelo de asignación y distribución de una cantidad sustancial de los fondos federales asignados a Puerto Rico depende de gestiones gerenciales y administrativas de los municipios. El reto conocido es que son muy pocos los municipios en Puerto Rico que tienen la experiencia y los recursos para encargarse y diligenciar esos procesos. Esto pone en riesgo el acceso y el uso correcto de los fondos asignados. Una preocupación es un posible “clawback” de los fondos que pudiese resultar en un impago de los trabajos. La educación continua y capacitación en áreas específicas es vital en este proceso. Las entidades que integramos el Consejo asesor podemos colaborar con educación técnica y experiencias. Entendemos que ya se han dado pasos afirmativos en esa dirección, y continuaremos atentos al progreso.

Resumen de logros 2021 y Actividades 2022

Durante los pasados dos años hemos enfrentado y superado retos sin precedentes. Retos que nos han fortalecido como Asociación y como industria.
Nuestros socios han sido testigos del trabajo que hemos realizado para mantener y promover el diálogo entre los integrantes de la industria y el gobierno, aun en tiempos de emergencia. El pasado año 2021 en medio de tantos retos logramos:

  1. establecer una agenda de reuniones presenciales mensuales
  2. llevamos a cabo el Foro de Infraestructura y Convención Anual de una manera segura para nuestros socios e invitados
  3. tras varios años de esfuerzo conjunto a otras asociaciones de la construcción se firmó la OE 20121-023 que establece el salario mínimo en proyectos con fondos federales para la reconstrucción será el mismo que establezca el Departamento del Trabajo de los Estados Unidos mediante OE #13658 del Presidente Barack Obama
  4. propiciamos oportunidades de dialogo que resultaron ser muy productivos entre FEMA y el gobierno local
  5. Y, fuimos una de las primeras organizaciones profesionales que orientaron a sus socios sobre los pormenores del nuevo reglamento de compras del gobierno, así asegurar con su cumplimiento.
    Hemos sido vocales y efectivos comunicando los retos reales que enfrenta la industria, disipando mitos y evitando la desinformación.

 

Durante este primer trimestre estaremos lanzando la nueva página web de www.agcpr.com. Este proyecto comenzó el año pasado bajo el liderato del hoy pasado presidente, el Arq. Umberto Donato, y pronto debutará en vivo para facilitar la comunicación con nuestros socios, ofrecer una plataforma para promocionar los productos y las empresas, anunciar oportunidades de empleo y entrar a un banco de talento, y acceder al calendario de actividades y seminarios de la Asociación. Aunque el 2022, comenzó con un repunte en los casos de COVID-19, confiamos en que lo peor de la pandemia ya pasó. Así las cosas, en unas semanas esperamos poder llevar a cabo nuestra primera convención de medio año desde el 2020, la cual se llevará a cabo en España. Luego, en marzo planificamos asistir a la Convención Anual de AGC Nacional en Texas. Como Asociación, AGC-PR ha probado su capacidad de adaptarse para continuar sirviendo a Puerto Rico con destreza, responsabilidad e integridad.

Que no quepa duda de que, durante el 2022 AGC-PR continuará atendiendo los asuntos más apremiantes para nuestra industria con agilidad. Sentaremos las bases correctas para el buen uso de fondos federales y la protección de la inversión privada para un futuro de progreso.

Les aseguro que, defenderemos la contratación de empresas y recursos humanos locales porque a Puerto Rico lo construyen manos y mentes boricuas como siempre los hemos hecho. ¡A enrollarnos las mangas, que trabajo hay!

Ing. Eduardo Pardo

Presidente AGC-PR 2022